martes, 14 de febrero de 2017

Hoy el ambiente huele a amor... es San Valentín !!!

Hoy temprano he tenido una mañana ajetreada en la oficina y a eso de mediodia tuve que salir a realizar unas gestiones al Banco, de pronto cuando llegue a la esquina comence a sentir un olor mas limpio, menos pesado. Segui caminando y me di cuenta que de pronto sonreia, me sentia mas alegre, mas ligera. Pensaba que Miraflores habia amanecido con una vibración más elevada hasta que de pronto ví a una pareja con flores y agarrados de la mano, sonrientes. Volteé y ví a la gente feliz, sola o en parejas, todos estaban felices, recordé, hoy es el día de los enamorados, es San Valentín.

Pensé, hoy el consciente colectivo respira amor.

Un ratito, ¿he dicho "respira amor"? ¿acaso el amor se puede oler? ¿acaso los sentimientos tienen olor? Pues, si.

Las endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, lográn que tu aroma personal sea mas atractivo, más conciliador, más misericordioso. Al igual que hace las feromonas con el sexo opuesto.

Lo que pasa es que nuestro olfato se olvido de oler.

Antiguamente, los hombres se regian por el olfato porque el bosque le impedia ver los secretos que guardaba. Olían a los animales. Olían a los enemigos. Olían los sentimientos y las emociones.

Muchos llegan a preguntarme sobre cursos para aprender a desarrollar la visualización, quieren ver el futuro o los colores del aura. Pienso que hay personas que nacieron con el don. Otros, como en mi caso, los podemos desarrollar.

Creo que cuando comenzamos a "sentir" los cinco sentidos, a darle valor, el placer de sentir, es cuando divinamente llega ese anhelado "sexto sentido" que puede presentarse de diferentes maneras. Y digo "divino" pues es subir un peldaño a esa escala evolutiva donde dejamos de ser observadores o caminantes de la vida. Nos convertimos en ser nuestros propios desarrolladores del camino.

El amor es sagrado y por eso hay muchas tentaciones de los "demonios" que se presentan para separarlo con envidias o chismorreos de terceros, o como tentaciones para involucrarse con terceros (en Perú, decimos, nos sacaron la vuelta).

Claro, mientras haya pena y tristeza, ellos habrán ganado.

Cuidemos el Amor. Pero si por alguna razón se rompe una relación, puede ser que no hubo amor suficiente para vencer al mal. Es mejor que salgas corriendo y cierres esa puerta. Pero sigue confiando en el Amor, Abre nuevas puertas al Amor, recuerda el Amor es Sagrado.